viernes, julio 29, 2005

Los nuevos chamanes

Hablando con Chuchi sobre los incendios, decía yo que una buena solución sería contratar a alguien que pudiera hacer llover sobre las llamas. Él dice que la química que produciría este evento sería peor que la enfermedad. Puede ser.

En cualquier caso, le conté el caso del más famoso rainmaker de la historia, Charles Mallory Hatfield, quien arrasó San Diego en uno de sus contratos (y en quien, al parecer, se basaron lejanamente para la película de 1956 The Rainmaker). No fue el único, aunque una nota dominante entre el gremio es llevarse el secreto a la tumba, como el caso del argentino Juan Baigorri Velar.

Otras biografías de rainmaker's (más bien, apuntes), y un par de hoy en día, o también en forma de narración.

3 Comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

En realidad muchachos, si existen los rainmakers, vean la pagina www.aguavital.tk, o sino el e-grupo DIFUSIONCAV, alli exponen su actividad y algunos metodos de meditacion, etc., como parte del desarrollo humano.
Saludos.

12:16 a. m.  
Blogger Nelson Guitzzo ha dicho...

http://antecedentes.zzl.org/
Estimados, en esta web pueden ver algunos antecedentes de rainmaking, rainmakers, claclasquis, aguadores, tempestarios, fabricantes de lluvias, etc., varios de los nombres que le caben a quienes estimulan cambios climaticos en el mundo.
Saludos
Nelson

9:05 a. m.  
Blogger Nelson Guitzzo ha dicho...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

9:08 a. m.  

Publicar un comentario

<< Principal