viernes, enero 27, 2006

Una discrográfica contra el sistema

Mientras 7 compañías discográficas (entre ellas los delincuentes de Sony, que mejor harían en cerrar su bocaza) han exigido a 4 servidores de Hong Kong información de piratas, otra discográfica ha tenido un ataque de coherencia existencial, o quizá de visión de futuro, y ha demandado a la RIAA por perjudicar a los autores. Definitivamente, perro come carne de perro.

Ya era hora de que alguien de la industria (y no uno pequeño precisamente) se diera cuenta de que tomar medidas que perjudiquen las ventas es acelerar su muerte. A ver si cunde el ejemplo. Y a ver si, con un poco de suerte, se cargan a esos parásitos.

3 Comentarios:

Blogger mimetist ha dicho...

¿Perro come carne de perro?
Esto a los coreanos no les va a gustar...

Pero tienes razón.
Las discográficas se acaban, ellos mismos han cavado el agujero en el que están...
Sólo debemos esperar que se lleven a las entidades de gestión de derechos de autor con ellas.

Ahora el dinero está en los conciertos y prácticamente sólo en ellos. O cambian su modelo de mercado para hacer mejores los conciertos... o siguen presionando al que les da de comer hasta que se rompa el plato.

6:24 p. m.  
Anonymous angeladini ha dicho...

creo que la evolución, como ha pasado antes, ha convertido al mercado discografico, tal como hoy esta montado, algo obsoleto y que debe evolucionar con las nmuevas tecnologias, solo estan firmando su sentencia de muerte.

8:34 p. m.  
Blogger Lek ha dicho...

Un día se levantarán y descubrirán que es demasiado tarde... y se preguntarán porqué ha pasado de repente...

3:34 p. m.  

Publicar un comentario

<< Principal