lunes, agosto 07, 2006

Dopaje a falta de cojones

Si queréis saber algo más sobre la historia de Landis y el dopaje, os podéis pasar por el Animalario (geniales como siempre) o leer porqué inyectarse testosterona sintética en lugar de dejar de follar (como harían los hombres de verdad) para aumentar el rendimiento ¿en la cama? deportivo.

Muy menonita (aka ñoño), muy de "superación personal" (es paticorto), mucho elogio... pero al final, el deporte de élite hace años que es un quirófano del doctor Frankenstein con más drogadictos que Centro Reto y Proyecto Hombre juntas. Tenéis un resumen de su vida en Yahoo!, aunque tendrían que actualizar para decir que, además, es biónico y genera hormonas sintéticas.

3 Comentarios:

Blogger El Cerrajero ha dicho...

Landis le robó a otro tanto lo más inmaterial --su momento de gloria, el sueño de su vida-- como material --menos visibilidad de sus patrocinadores-- y por ello debería ya estar durmiendo en la cárcel.

8:54 p. m.  
Anonymous HeV ha dicho...

Es la manera más triste de acabar con un deporte..

1:39 a. m.  
Blogger Luther Blissett ha dicho...

jajajaja, me parto con lo de bionico xDD

PD: Puta Word Verification Puta Word Verification Puta Word Verification Puta Word Verification Puta Word Verification Puta Word Verification Puta Word Verification Puta Word Verification Puta Word Verification Puta Word Verification Puta Word Verification Puta Word Verification Puta Word Verification Puta Word Verification Puta Word Verification Puta Word Verification

2:59 p. m.  

Publicar un comentario

<< Principal