martes, diciembre 14, 2010

Plagio de uno mismo, en segunda persona del plural

Últimamente se habla mucho del eBook, el libro electrónico, y cómo los editores no han aprendido nada en el espejo de la industria audiovisual. Están condenados a perder el tren del siglo XXI, su negocio, su poder y la buena vida que tienen los incompetentes. Porque los editores, a lo que se ve, son gente que no sabe leer. Pero se atreven a dar lecciones de moral; hablan de piratería con la boca muy llena y se les olvida esa otra lacra que sufre el artista (¿el expolio de sus derechos? no): el plagio.

"Vosotros, piratas de mierda, vais a acabar con la literatura", dicen, como si Cervantes no hubiera muerto pobre de solemnidad. Pero nunca aluden a la falta de calidad de los libros, de los supuestos artistas. Y a falta de calidad, llega el plagio. En música se da a todas horas. Y en literatura es fácil encontrar similitudes (a veces sospechosas) entre diferentes historias. Lo que nunca me había encontrado era que un autor se plagiara a sí mismo... ¡¡en 40 páginas!!. El jeta: Valerio Massimo Manfredi. La obra autoplagiada: La legión perdida.

Páginas 340-341:
Vi a los comandantes de las grandes unidades reunirse con los guerreros más fuertes de ejército: Euríloco de Lusio, Aristónimo, el de las largas piernas esbeltas, Aristea, el de los cabellos rojos color de fuego, y poco después convocar a los trompeteros y a los flautistas. Esto solo (sic) podía significar una cosa: atacar con la cabeza baja y no detenerse hasta que el frente enemigo se hubiera desquiciado y roto.
(...)
cuando los flautistas comenzaron a tocar al unísono el ritmo de marcha, cuando los tambores redoblaron haciendo temblar el corazón de todos, el cuño se puso en marcha, de los escudos apretados en forma de teja plana asomaban únicamente las macizas lanzas de fresno, los estropeados mantos rojos destacaban aún de modo exagerado en la extensión nevada
........


Y ahora, piratillas de pacotilla, página 378 (en azul los cambios):
Vi a los comandantes de las grandes unidades reunirse con los guerreros más fuertes de ejército: Euríloco de Lusis, Aristónimo, el de las largas piernas esbeltas, Aristea, el de los cabellos rojos color de fuego, Licio de Siracusa, Nicarco de Arcadia, y poco después convocar a los trompeteros y a los flautistas. Esto solo (sic) podía significar una cosa: atacar con la cabeza baja y no detenerse hasta que el frente enemigo se hubiera desquiciado y roto.
(...)
Las flautas comenzaron a tocar al unísono el ritmo de marcha, los tambores redoblaron haciendo temblar el corazón de todos, los cinco cuños como radios de una estrella empezaron a avanzar, y de los escudos apretados en forma de teja plana asomaban únicamente las macizas lanzas de fresno, los estropeados mantos rojos destacaban aún de modo exagerado en la extensión nevada
........


El resto de ambas batallas es igual de plagiado... Oye Valerio, majete, esto conmigo de negro no te hubiera pasado jamás. Y como editor, ni te cuento. Jamás editaría un libro que no me hubiera leído. Pero los peores sois vosotros, pútridos lectores que con vuestra piratería tenéis a los artistas a rolex en lugar de setas...

Y lo que te rondaré, morena

Etiquetas:

7 Comentarios:

Anonymous caic ha dicho...

jajajaja

brutal!!! como puede tener los cojones de auto-anarrosearse!?!? ;)

Que la industria del libro está en caída libre es un secreto a voces y está claro que se lo han buscado ellos mismos. Salvo honrosas excepciones, desde que yo tengo uso de razón no se publica más que mierda a la moda: antes tuvimos la época de "El Código Da Vinci" y sus miles de clones y ahora estamos con los vampiros, hombres-chucho, ángeles caídos y demás seres mitológicos q siempre se enrollan con una mortal...

Espero q por lo menos la próxima moda sea copiar a Bob Esponja...

10:03 a. m.  
Anonymous mimetist ha dicho...

Yo creo que el hombre no lo ha hecho a mala fe... lo que pasa es que no contaba que alguien iba a tener estómago para leerse con atención un libro suyo, ¡pero se topó con Lek! xD

O a lo mejor es un recurso literario... así se hace notar más claramente que la legión anda perdida porque ya ha pasado dos veces por el mismo sitio sin darse cuenta xD

Por eso yo ya no me separo de los "clásicos"... ahora toy con La Guía del Autoestopista Galáctico y con la colección de Sherlock Holmes. Aunque no me importaría leerme un libro con la calidad y las bromas "para adultos" de Bob Esponja.

10:37 a. m.  
Blogger Lek ha dicho...

Soy capaz de leer casi cualquier tipo de mamotreto... y éste no iba mal encaminado, hasta que llegué a las páginas de la marmota...

El problema viene porque desde que el negro escribe hasta que se publica, el libro no se lo lee nadie. Absolutamente nadie...

3:31 p. m.  
Blogger Muse ha dicho...

Hola Lek!

Jo, no sabía muy bien dónde ponerte el comentario así que lo dejo en tu blog que me imagino que pases algún día y lo veas :)

Parece que algunos blogueros vuelven al redil ;) (léase Aidich jeje) Yo hace mil que no voy por Santander y, aunque estuve el fin de semana de las fiestas, no me ha dado tiempo a nada. A ver si estas Navidades me paso y te aviso.

Un beso!

5:38 p. m.  
Blogger Lek ha dicho...

Muse, cuando te pases a ver si conincidimos, que ahora paso mogollón de tiempo en Galicia (mi novia es gallega y se impone el visitar a la familia ;D).

9:13 a. m.  
Blogger Eva ha dicho...

Hay que leerlo para saber de lo que se habla.

Desde luego, tiene valor, si.



Manipulador de Alimentos

6:16 p. m.  
Anonymous Manipulador de Alimentos ha dicho...

Por dios, que vergüenza.
A donde vamos a llegar? Ya no se respeta nada.

algunos dan asco...

Carnet de Manipulador de Alimentos

2:15 p. m.  

Publicar un comentario

<< Principal